La etapa del embarazo nos permite pensar muchas cosas, durante los nueve meses, planeamos y prevemos temas sobre nuestro bebe y la vida familiar que ahora se modifica con la llegada un nuevo integrante a la familia. Entre ello, nos encontramos en la disyuntiva de si trabajar o permanecer en casa con nuestros bebes. Y, si se va a trabajar, con quién o dónde dejarlos, ya sea guardería o familiares.

Al salir de mi carrera trabajé un tiempo, y al embarazarme, decidí junto con mi esposo que la mejor decisión era, es y seguirá siendo quedarme en casa (o por lo menos hasta que mis hijos vayan al colegio). Conscientes de que un trabajo menos, es un ingreso menos en casa, vimos que era algo que valía toda la pena pues estamos completamente convencidos de que es la mejor opción para nuestra familia y nuestros hijos, pues vemos muchísimas ventajas en ello, sólo por numerar algunas las resumo en cuatro.


1.    Fomenta buena subestima y seguridad emocional.

Tu bebe recibe amor y atención de mamá constantemente, eres tú quien de primera mano atiende a tu bebé, eso le da seguridad a él y a ti, pues sabes que está en buenas manos.

Cualquiera puede cambiar un pañal, dar de comer o arrullar, pero nadie como mamá. Estarás supervisando directamente el cuidado de tu bebé y asegurándote que crece en un ambiente relajado, amoroso y estimulante.

Tu hijo sabe que siempre estás ahí para él, para chiquearlo, apapacharlo, si se siente enfermito, o quiere divertirse un rato con mamá, ahí estas tú.

Siempre vas a tener más amor, más paciencia, que cualquier otra persona que esté a su cuidado.

 

2.    Ayuda a crear lazos de amor y comunicación.

No hay mejor persona en el mundo para cuidar a tu bebé y estar con él. Eso independientemente que lo dejes en buenas manos.

La mamá es la mamá, y tu hijo, por mas pequeñito que sea, sabe quién es su mamá.

Poco a poco tu hijo crece y aprendes a comunicarte mejor con él, y atenderlo en la medida que estás presente.

Al ser la figura de apego sano en nuestros hijos, nos volvemos una fuente de confianza, satisfacción, salud y bienestar. El quedarnos en casa, facilita la lactancia materna y todas las ventajas que esta conlleva.

 

3.    Brinda grades satisfacciones personales y familiares

El ser madre es una etapa que no se vuelve a vivir, o por lo menos no con ese hijo en particular. El tiempo pasa muy rápido, y no hay cómo ver a nuestros hijos crecer.

Al estar en casa, te aseguras de estar presente en todas las etapas y momentos de tu hijo.

Y como mamá no te pierdes las gracias que hace, la primera vez que sonríe, sus primeros pasos y más.

 

4.    Promueve salud mental y reduce el estrés. 

Quedarte en casa con tu bebé reduce tu nivel de estrés, pues al no contar con un trabajo fijo, horario, jefe, etc. Puedes enfocarte 100% a tu bebé sin presiones y con más energía.

Las incansables horas de trabajo fuera y en la casa, y la sensación de que no puedes hacer ninguna de las dos cosas como quisieras, pudiera resultar muy estresante.

Quedarte en casa, te da más tiempo con tus hijos y te permite llevar tu casa y tu vida familiar con más tranquilidad.

¿Y dónde queda mi desarrollo profesional? Creo que para todo hay tiempo, y cuando lo tengo y mi Mateo me lo permite, desarrollo temas, doy pláticas cuando se puede y hay un foro disponible, o trabajo en proyectos. Aunque para ser completamente honesta, no es algo que me agobie o quite el sueño, he decidido de forma personal que no es algo que me va a quitar la paz, ni la de mi familia. El sentirme completamente realizada en mi vida personal hace que valga la pena sacrificar de alguna forma mi “vida profesional”, mas por algo escogí mi carrera, la pongo en práctica a diario con mi familia.

Aquí les dejo un link donde presento el tema en mi canal del You Tube.


 

 

Lic. Paola Celis Sánchez

Orientadora Familiar y matrimonial

Escrito por Paola Celis Sánchez — March 08, 2013

Deja tus Comentarios

  Recibe nuestras promociones
  Comercial
  Contáctanos

01.800.BB2GO(22246).66
contacto@bebe2go.com
Lunes - Viernes 9:00am - 7:00pm