Este artículo se trata de empezar a crear una rutina para tu bebé, en cuanto a alimentación, dormir, etc. Pienso que este artículo es muy interesante para todas las mamás que quieren empezar a hacer una rutina para sus bebés.

Consejo para crear un horario para tu bebe

Cuando descubres que seguir una rutina o un horario con tu bebé te facilita la vida, será menos complicado ser firme en un inicio y apegar tus actividades diarias a sus tiempos. Quizás al principio deberás ser muy flexible hasta que llegues a entender cuáles y cuando son sus necesidades.

Los bebés sólo necesitan comer, dormir, jugar y ser amados. Así que lo primero que tenemos que hacer es identificar cuándo necesita cada cosa y adaptarla a la rutina familiar.

¿Cuáles son las ventajas de establecer un horario regular para mi bebé?

De entrada te facilitara la vida. Así cuando oyes su llanto y ves el reloj te descubrieras sabiendo por que llora, y no intentando varias cosas a la vez para descubrir que sólo necesitaba cambiar de posición para seguir durmiendo. Los bebés también necesitan estos tiempos regulares, el saber que ciertas cosas sucederán a una hora determinada del día les brinda seguridad. Y a ti te da la ventaja de anticiparte a sus necesidades.

Ahora, quizás preguntes: ¿Cuándo puedo empezar?

Es importante que reconozcas que los niños evolucionan con el tiempo, por lo que sus horarios deben crecer junto con él. Sin embargo los expertos opinan que los bebés están listos para seguir un horario entre los 2 y 4 meses de edad. Ya que es en este momento que los hábitos de alimentación y sueño en la mayoría de los bebés se vuelven más consistentes y predecibles. Si tomas nota de las horas en que tu bebé come, duerme y está despierto y alerta, podrás entender sus ritmos naturales y descubrir cualquier patrón de horario que empiece a establecerse. A mí me gustaba anotar las actividades de mi bebé en un cuaderno, tú puedes hacerlo a tu estilo, ya sea anotándola en una libretita, en tu computadora o con alguna app especial para esto.

Te recomiendo iniciar estableciendo la hora de dormir, para esto puedes comenzar con una rutina que tú y el bebé sigan noche tras noche. Por ejemplo, llega la hora del baño, una alimentación, un cuento y a apagar las luces. Una vez que el horario está establecido, se muy consistente y precisa, todos los días.

Eso sí, siempre hazle caso a tu instinto. Aunque tu bebé haya comido hace sólo una hora, si llora como si tuviera hambre, atiéndelo y ofrécele de comer. Si, según su horario habitual, es su hora de dormir la siesta pero está muy irritable, consuélalo antes de meterlo en su cuna. Un horario nunca debe imponerse a costa de las necesidades de tu bebé.

Es clave enseñarle a distinguir el día de la noche, por lo que podrías durante el día, mantener la casa brillante y hacer exactamente lo contrario en la noche.

Durante los períodos de crecimiento podrías apartarte de su rutina habitual. Puede ser que tenga más hambre de lo normal, necesitar más sueño, o volver a despertarse varias veces por noche. También a medida que tu bebé crece, necesitará menos siestas durante el día y más tiempo de juego y estimulación, tendrá que comer alimentos sólidos, primero sólo una vez al día, y con el tiempo varias veces. Como ocurren estos cambios de desarrollo, el horario de tu hijo cambiará también. No esperes la perfección

A veces, por la razón que sea, tu bebé va a querer saltar una siesta, tener un bocado extra, despertar antes del amanecer, y así sucesivamente. Y la vida pasa también, vacaciones, hermanos mayores, los planes con amigos y familia, diligencias que hay que cuidar, y otros factores que entran en juego en tu vida diaria con tu bebé. Variación está bien, siempre y cuando tu bebé esté recibiendo el sueño, juego, comida, cuidado y amor que él necesita.

Recuerda aún con horario o no, tu prioridad siempre debe ser el bienestar de tu bebé. Sigue los consejos del Pediatra, así como tu instinto maternal y tu sentido común para determinar cuáles son las necesidades de tu bebé en cada momento, independientemente de su horario habitual.

 

Notitas:

  • Que tu actitud denote seguridad, tu bebé siente lo que siente tú y, si percibe que estás tranquila, él lo estará y le costará menos entender los horarios a sus actividades.
  • Que junto con los horarios (reloj o tiempo), propicies que tu hijo asocie la rutina a actividades que lo llevan paso a paso a la siguiente actividad, por ejemplo, la hora de dormir, él sabrá que antes llego papá, que lo has bañado, le has contado un cuento y le has dado pecho o biberón, él entonces esperara que lo pongas en su cama y apagues la luz.

Escrito por Norma Arroyo — May 13, 2015

Deja tus Comentarios

  Recibe nuestras promociones
  Comercial
  Contáctanos

01.800.BB2GO(22246).66
contacto@bebe2go.com
Lunes - Viernes 9:00am - 7:00pm