Ahora que hemos sido testigos del maravilloso milagro y bendición de dar a luz a nuestro hijo (a) pasamos a la siguiente etapa que es: ¡Amamantarlo! 

 

Una recomendación personal,  si es que aún se encuentran en la etapa de embarazo, es que al dar a luz pidamos al médico que nos permita realizar el "apego" inmediatamente después de dar a luz a nuestro pequeño (a). (Esto consiste en "prender" a nuestro hijo a nuestro pezón al momento de nacer).

Para esto es recomendable platicarlo previamente con él y esperar que las circunstancias sean las adecuadas. Es un poco complicado llevarlo a cabo después de una cesárea debido a la cirugía, pero no imposible y su realización se favorece cuando tenemos un parto natural. Esto permitirá a nuestro pequeño sentirse seguro y a fianzar el lazo entre madre e hijo, haciendo una experiencia inolvidable. Podrás ver sus ojos frente a ti por primera vez y sentirás como por sí mismo intenta succionar ya que esto es una reacción innata de los bebés. No te preocupes, ¡él sabrá cómo hacerlo!

También puedes ir preparando tus pezónes hidratándolos con aceite de almendras  para evitar que se agrieten durante la lactancia. Esto lo podemos realizar una semana antes del parto y con cuidado de no sobre estimularlos ya que al realizarlo por períodos  muy largos puede estimular el parto.

Por ningún motivo desperdicies la primera bajada de leche llamada"calostro", la cuál es importantísima para  los bebés ya que está cargado de defensas para él siendo una "vacuna natural".

Puedes probar el beber líquido (un vaso de agua ) unos 15 minutos antes de iniciar la lactancia esto ayudará a la producción de leche materna.

Coloca a tu bebé acomodándolo entre tu brazo cómodamente. Procura siempre tomar una posición cómoda para ti y en donde tu espalda esté totalmente descansada. Te puedes ayudar con cojines para lactancia, haciendo sentír a tu bebé más cómodo. Si tuviste una cesárea, el cojín de lactancia también te puede proteger para evitar que tengas molestías al momento de amamantar.

Es necesario cambiar al bebé de lado de manera que se amamante de ambos pechos. Tú irás descubriendo el tiempo que debe permanecer en cada uno.

Cuando sea momento de regresar al trabajo podemos ayudarnos de un tira leche y extraer las tomas que necesita nuestro bebé durante el tiempo que no estemos en casa . La leche materna puede ser congelada y la podemos calentar a baño Maria para darle sus tomas correspondientes.

 

Una última  recomendación. La misma de siempre ... ¡¡Disfruta!! En mi experiencia personal, la lactancia es un acontecimiento inolvidable, disfrútala,  no desistas, intenta una y otra vez. Puedes lograr que la leche "baje" de la única manera que puede ser...permitiendo a tu bebé intentarlo.

NO TE DESEPERES. ¡¡SI SE PUEDE!!

Escrito por Cecy de Flores — May 22, 2014

Comentarios

Gabriela:

Cacy, yo también creo que es una experiencia única, aquellas madres que lo quieran lo pueden. Personalmente, yo tuve cesaría, y me costó muchísimo la lactancia porque además mi umbral de dolor es corto, pero con perseverancia y tomando en consideración que la lactancia es uno de los mejores regalos de vida que le podemos dar a nuestros hijos lo logré.

June 17 2014 at 12:06 PM

Deja tus Comentarios

  Recibe nuestras promociones
  Comercial
  Contáctanos

01.800.BB2GO(22246).66
contacto@bebe2go.com
Lunes - Viernes 9:00am - 7:00pm